(Bloomberg) — Las advertencias son cada vez más fuertes: el mundo se precipita hacia una escasez desesperada de cobre. Los seres humanos dependen más que nunca de un metal que hemos utilizado durante 10.000 años; los nuevos depósitos se están secando y el tipo de tecnologías innovadoras que transformaron otros […]